fbpx

What do brands smell like?

¿A QUÉ HUELEN LAS MARCAS? Desde siempre, el poder del olfato nos ha hecho recordar productos, lugares, personas y situaciones que, en muchas ocasiones, se remontan a experiencias vividas capaces de provoke emotions according to that smell and that has influenced a learning process. Como por ejemplo, el perfume de tu madre cuando te abrazaba, las croquetas de tu abuela, el olor a lavanda de aquellos veranos de juventud…

Una de las tendencias más desarrolladas en los últimos años dentro del neuromarketing es el marketing olfativo puesto que se ha descubierto que el poder del sentido del olfato es el más poderoso de todos ellos, debido a que, el olor entra de manera involuntaria, sin filtros, llegando directamente al cerebro.

Si la experiencia del olor es satisfactoria, ese aroma permanecerá en la memoria por una larga temporada ya que los olores están relacionados con la parte de las emociones, sensaciones y sentimientos del cerebro, es decir, la parte límbica even going so far as to modify the person's state of mind.

Marketing companies along with neuroscience research have seen in the olfactory marketing una gran oportunidad para captar al consumidor por otros medios, más allá de los convencionales como suele ser los visuales e incluso aumentar el souvenir of a product or brand por mucho más tiempo tratando de influir en el comportamiento del cliente.

No creo que sea la única que antes de comprar un shampoo, haya destapado el bote para saber cómo huele, ¿verdad?

Hace tiempo, un director de marketing de una reputada marca de geles y shampoos se le ocurrió la brillante idea de precintar los nuevos productos de cabello que iban a salir al mercado con el propósito de darle un toque de exclusiveness y privilegio de poder estrenar el producto sin tener ni idea de que esa estrategia harían desplomar las ventas. ¿Qué es lo que ocurrió? Con esa estrategia provocó privar a las consumidoras la opción de oler el shampoo antes de comprarlo.

The same goes for countless products and brands. The smell that the stores give off Stradivarius, the restaurants of Telepizza, los olores de los concesionarios, olores que nos provoca en la mayoría de nosotros, sensación de recuerdos agradables, pero claro está, que como dice el refrán… las casualidades no existen.

Las grandes compañías se esfuerzan e invierten en contratar a empresas especializadas en crear fragancias para marcas. Empresas pioneras como scent marketing crearon fragancias para Singapore Airlines para aromatizar las cabinas convirtiéndose en la aerolínea de mayor éxito gracias al marketing olfativo.

Currently, BeAromic es una empresa para la que crea aromas para marcas reconocidas mundialmente como pueden ser tienda de novias, concesionarios de coches e incluso el olor a césped que desprenden souvenirs de equipos de futbol.

¿Y qué determinada cómo huele una marca? Dependerá del objetivo que se persigue: crear una experiencia de compra agradable, aumentar la estancia en el punto de venta, aumentar el recuerdo en el comprador… Cada vez más tiendas de moda, concesionarios, hoteles…

Cada vez más, se realizan estrategias de marketing a partir de la creación de un odotype, es decir, una representación olfativa a partir de sus valores y filosofía. Sería como el conocido logotipo en el que se proyecta en él, la representación gráfica de la marca.

Well, odotypes help increase the level of brand awareness and recognition. Según importantes estudios, un aroma es capaz de despertar los sentimientos más profundos y en un mundo cada vez más deshumanizado dándole un valor emocional, sensorial e incluso sentimental con la marca, creando un vinculo irrompible.

El marketing olfativo ha venido para quedarse, ya que tiene todos los componentes para triunfar y tener éxito como son la innovación y diferenciación respecto al marketing tradicional, solamente se trata de plasmar lo que queremos conseguir.

“Existen olores que dejan aroma a recuerdos”

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *